25 junio 2012

VATICANO - El Papa a los Obispos de Colombia: “Es indispensable reavivar en todos los fieles su conciencia de ser discípulos y misioneros de Cristo” | Fides News Spagnolo



De Fides News Spagnolo , por Agenzia Fides



Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) – “En efecto, Colombia no es ajena a las consecuencias del olvido de Dios. Es indispensable, pues, reavivar en todos los fieles su conciencia de ser discípulos y misioneros de Cristo, nutriendo las raíces de su fe, fortaleciendo su esperanza y vigorizando su testimonio de caridad”. Lo ha recomendado el Santo Padre Benedicto XVI a los Obispos de Colombia, recibidos en audiencia el 22 de junio para su visita Ad Limina Apostolorum. El Papa ha recordado los esfuerzos realizados en los últimos años por la Conferencia de los Obispos locales para “fomentar una corriente de renovada y fructífera evangelización”, y les ha exhortado a que sigan con tenacidad las pautas del Plan Global de la Conferencia Episcopal (2012-2020). Entre las situaciones que hay que tener en seria consideración, el Papa ha citado “el creciente pluralismo religioso” y “la presencia cada vez más activa de comunidades pentecostales y evangélicas”. “En este sentido, es evidente que el pueblo de Dios está llamado a purificarse y a revitalizar su fe” ha exhortado el Pontífice, que ha especificado: “Se trata, por tanto, de ser mejores creyentes, más piadosos, afables y acogedores en nuestras parroquias y comunidades, para que nadie se sienta lejano o excluido. Hay que potenciar la catequesis, otorgando una especial atención a los jóvenes y adultos; preparar con esmero las homilías, así como promover la enseñanza de la doctrina católica en las escuelas y universidades… Es importante también apelar a la tradición eclesial, incrementar la espiritualidad mariana y cuidar la rica diversidad devocional. Facilitar un intercambio sereno y abierto con los otros cristianos, sin perder la propia identidad, puede ayudar igualmente a mejorar las relaciones con ellos y a superar desconfianzas y enfrentamientos innecesarios”. Benedicto XVI ha invitado a los Obispos a estar siempre cercanos “a los que se hallan privados de libertad por causa de la inicua violencia”, “a asistir a cuantos se hallan probados, de modo peculiar a los que son víctimas de desastres naturales, a los más pobres, a los campesinos, a los enfermos y afligidos”. “No olviden tampoco a quienes tienen que emigrar de su patria, porque han perdido su trabajo o se afanan por encontrarlo; a los que ven avasallados sus derechos fundamentales y son forzados a desplazarse de sus propias casas y a abandonar sus familias bajo la amenaza de la mano oscura del terror y la criminalidad; o a los que han caído en la red infausta del comercio de las drogas y las armas”. Concluyendo su discurso el Pontífice ha recomendado el “favorecer en los fieles el encuentro personal con Jesucristo, de modo que oren sin desfallecer, mediten con asiduidad la Palabra de Dios y participen más digna y fervorosamente en los sacramentos, celebrados a tenor de las normas canónicas y los libros litúrgicos”. (SL) (Agencia Fides 25/06/2012)