13 julio 2012

La Virgen del Carmen y los hombres del mar | La Puerta de Damasco



De La Puerta de Damasco , por Guillermo Juan Morado



La devoción a Nuestra Señora del Carmen está muy afianzada en el pueblo cristiano, especialmente entre los hombres del mar. En 1982, en su primera visita a Santiago de Compostela, Juan Pablo II hacía referencia a esta veneración: “Que la Virgen del Carmen, cuyas imágenes se asoman a las rías que hacen la belleza de esta tierra gallega, os acompañe siempre”.


María es saludada desde muy antiguo como “Estrella del mar” y “Flor del Carmelo”. Se dice que en el monte Carmelo, una montaña de Palestina - al Norte de Israel - que se asoma al Mediterráneo, los profetas Elías y Eliseo establecieron, con sus discípulos, una comunidad de vida eremítica. Por su parte, el título de “Estrella del mar” – “Stella maris” – se basa en una comparación: así como las estrellas dirigen a los navegantes, análogamente los cristianos se dirigen a la gloria, al cielo, orientados por la Virgen.


Es muy interesante el significado simbólico del mar en la Biblia. Representa, por una parte, una fuerza de desorden, una amenaza, una suerte de abismo. Pero, según el Apocalipsis, en la nueva creación renovada por Dios, el mar es signo de una paz luminosa. En ese libro de la Escritura el trono de la gloria divina es descrito como “una especie de mar transparente como el cristal”.


Leer más... »