24 julio 2012

VATICANO - “El mejor testimonio que la Iglesia puede dar al mundo es el de la unidad, la fraternidad y la comunión” recuerda el Card. Filoni a los Obispos de Centroafrica | Fides News Spagnolo



De Fides News Spagnolo , por Agenzia Fides



Bangui (Agencia Fides) – “Estad unidos y sed solidarios entre vosotros! Consolidad el espíritu de comunión eclesial y fraterna para que vuestro ministerio sea fecundo, y sed un ejemplo para el rebaño que os ha sido confiado”: es la recomendación que el Cardenal Fernando Filoni, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, ha dirigido a los Obispos de la República Centroafricana, con los que se ha reunido en la Nunciatura, en Bangui, el 23 de julio. En su extenso discurso, el Prefecto de la Congregación Misionera ha citado algunas de las cuestiones pastorales más importantes que los Obispos deben afrontar “con valentía y lucidez”, “entre estas cuestiones está el relanzamiento de la Evangelización ad gentes, la pastoral familiar, la catequesis, la formación permanente el clero y de los laicos, la lucha contra el tribalismo y los conflictos étnicos, por no hablar de la creencia en la brujería y las prácticas mágicas y supersticiosas, que son como un cáncer para las diócesis y contaminan la atmósfera de compañerismo y unidad”. El Cardenal ha invitado a los Obispos a estar cerca de sus sacerdotes, que necesitan de afecto, apoyo y cuidado por parte de sus Pastores. “Recordad que el mejor testimonio que la Iglesia puede dar al mundo es el de la unidad, la fraternidad y la comunión – ha continuado -. Que vuestras comunidades diocesanas sean verdaderas comunidades cristianas, donde haya amor, alegría, intercambio, perdón y reconciliación, como en la primera comunidad... Sed promotores de unidad y comunión entre los sacerdotes, diocesanos y religiosos, entre nativos y misioneros de otros países. ¡En la Iglesia no hay extranjeros!”. El Cardenal Prefecto a continuación, se ha centrado en la reorganización y renovación de los Seminarios y de la pastoral vocacional, poniendo de manifiesto entre otras cosas, la necesidad de formadores “competentes y capaces no sólo de transmitir la doctrina, sino también y sobre todo de ser un ejemplo de vida para los jóvenes” y proponiendo la creación de un equipo para las vocaciones en cada parroquia. Al concluir su discurso, el Cardenal Filoni ha recomendado a los Obispos que supervisen la formación de los laicos, que “necesitan una sólida formación cristiana, impregnada de los valores evangélicos para que, liberados de las creencias y actitudes contrarias a la fe, puedan dar cuenta de la esperanza que hay en ellos”. También se debe proporcionar apoyo a las familias, llamadas a participar en la misión de la Iglesia y en la construcción de la sociedad, en este sentido es “urgente y necesario” el nombramiento de capellanes para la pastoral familiar. Por último, la atención a la catequesis, especialmente de los niños, que se debe mejorar e intensificar, ya que es importante que “la educación de la fe pueda comenzar desde la más tierna edad”. (SL) (Agencia Fides 24/07/2012)