17 julio 2012

VATICANO - El Papa en Frascati: los apóstoles “deben hablar en nombre de Jesús y predicar el Reino de Dios, sin preocuparse de tener éxito” | Fides News Spagnolo



De Fides News Spagnolo , por Agenzia Fides



Frascati (Agencia Fides) – En la mañana del domingo, 15 de julio el Santo Padre Benedicto XVI ha realizado una visita pastoral a la diócesis de Frascati, donde ha presidido una Concelebración Eucarística en la Catedral. En su homilía se ha detenido a comentar el Evangelio del domingo, que habla del envío de misión de los doce Apóstoles (cfr Mc 6,7-13). “El hecho que Jesús llame algunos discípulos a colaborar directamente a su misión, – ha explicado el Papa - manifiesta un aspecto de su amor: El no desdeña la ayuda que otros hombres puedan aportar a su obra; conoce sus limitaciones, sus debilidades, pero no las desprecia, es más, les confiere la dignidad de ser sus enviados”. Según el Evangelista, Jesús dos manda de dos en dos, y les da pocas instrucciones: “los apóstoles no deben estar apegados al dinero y a las comodidades… no siempre recibirán una acogida favorable: a veces serán rechazados; más aun, podrán ser perseguidos también. Pero esto no les debe impresionar: ellos deben hablar en nombre de Jesús y predicar el Reino de Dios, sin preocuparse de tener éxito”. La misma experiencia se recuerda en la Primera lectura (cfr Am 7,12-15), en la que al profeta Amos, enviado por Dio a profetizar en el santuario de Betel, se le ordena que se marche. “Este responde que no ha sido él quien eligió esa misión – ha subrayado el Papa -, sino el Señor ha hecho de él un profeta y lo ha enviado precisamente allí, al reino de Israel. Por tanto, ya sea que venga aceptado o que venga rechazado, el continuará a profetizar, predicando aquello que Dios dice y no aquello que los hombre quieren escuchar. Y esto permanece, mandado por la Iglesia, no predicar lo que los poderosos quieren sentir. El criterio de los discípulos es la verdad y la justicia, aunque esté contra los aplausos y los poderes humanos”. El Santo Padre ha remarcado otros dos aspectos del Evangelio: cuando alguna comunidad rechace a los Doce, antes de irse a otro lugar, tendrán que realizar ante la gente el gesto de sacudir hasta el polvo de sus pies, señal que expresa el desapego en dos sentidos: “desapego moral – como decir: el anuncio les ha sido dado, ustedes lo han rechazado – y despego material – no hemos querido y no queremos nada para nosotros”. La segunda indicación es que “a la predicación se debe acompañar, según las instrucciones y el ejemplo dados por Jesús, la curación de los enfermos. Curación corporal y espiritual... Esta doble curación es siempre mandada a los discípulos por Cristo. La misión apostólica tiene siempre que comprender los dos aspectos de predicación de la palabra de Dios y de manifestación de su bondad con gestos de caridad, de servicio y de dedicación”. Dirigiéndose a la comunidad de Frascati, el Santo Padre ha subrayado la importancia del compromiso formativo, dirigido en primer lugar a los formadores, y ha remarcado que “el Señor llama a todos, distribuyendo diversos dones para diversas tareas en la Iglesia”. Después ha exhortado a vivir intensamente el Año de la Fe y ha puesto de relieve que “los Documentos del Concilio contienen una riqueza enorme para la formación de las nuevas generaciones cristianas. Con la ayuda de los sacerdotes y de los catequistas, reléanlos, profundícenlos, y traten de ponerlos en práctica en las parroquias, en las asociaciones y en los movimientos. Redescubran la belleza de ser Iglesia, de vivir el gran «nosotros» que Jesús ha formato entorno a sí, para evangelizar el mundo: el «nosotros» de la Iglesia, jamás cerrado, jamás replegado sobre sí, sino siempre abierto y tendiente al anuncio del Evangelio”. (SL) (Agencia Fides 16/07/2012)