09 agosto 2012

Expectativas de la Iglesia en Irak ante el viaje del Papa Benedicto XVI a Líbano del 14 al 16 de septiembre | Ecclesia Digital

De Ecclesia Digital , por Editor



He aquí el testimonio de Mons. Shlemon Warduni, obispo auxiliar de Bagdad. La entrevista es de Alessandro Gisotti para Radio Vaticano:


Falta poco más de un mes para viaje apostólico de Benedicto XVI a Líbano, previsto del 14 hasta 16 septiembre. Una visita que tiene como objetivo principal la publicación y la entrega de la Exhortación Apostólica post sinodal para Oriente Medio. La visita del Papa es, por tanto, muy esperada no sólo en Líbano sino en todas las comunidades cristianas de la región.


– ¿Cómo ve la Iglesia de Irak en este viaje?


– ”A pesar de todas las dificultades que existen y todas las circunstancias preocupantes que hay en Oriente Medio, también la Iglesia de Irak, atiende con gran esperanza la visita del Santo Padre al Líbano. Es la visita de un padre que ama a sus hijos, que siente la preocupación por ellos, en cualquier lugar y en cualquier circunstancia. También nosotros en Irak, esperamos esta Exhortación Apostólica con amor y gran esperanza. Todavía hay muchas dificultades, especialmente en materia de seguridad. Esperamos, por tanto, que esta visita traiga mucho consuelo, nos traiga ánimo y mucho apoyo.


– El Papa no se reunirá sólo con los cristianos y los obispos de El Líbano, también tendrá una reunión con las comunidades musulmanas. Esto es muy importante para fortalecer el diálogo, ¿no es así?.


– ¡Por supuesto! También en el Sínodo para Oriente Medio se ha hablado del diálogo entre musulmanes y cristianos. Todos nosotros vivimos en un solo lugar: Aquí hemos crecido juntos, vivimos juntos, y en especial nosotros – testigos del Evangelio – siempre tratamos de estar cerca de nuestros hermanos, intentando hacer comprender que la religión debe acercar, unir los ánimos, debe hacer entender que el Espíritu de Dios está presente en todas partes. Si no nos respetamos unos a otros, si no tratamos de ayudarnos unos con otros, reconciliándonos todos juntos, será muy difícil avanzar en estas circunstancias – con la guerra – porque así no se entiende el amor a Dios y el amor hacia el hermano.

– El viaje del Papa a Líbano será también un estímulo para los muchos cristianos iraquíes obligados a huir de su país. Esta cercanía del Papa, ¿es sentida por la comunidad cristiana en Irak?


– Por supuesto. Como nos pide el Papa, debemos amar nuestra tierra; debemos estar “aferrados” a nuestra fe, a nuestra iglesia y a nuestra tierra. Esta es la hora de la esperanza, grande y fuerte, para que todos vuelvan a sus hogares: allí encontrarán verdaderamente su felicidad. ¡Esperemos que todos puedan vivir en paz y seguridad!