09 septiembre 2012

ASIA/CHINA - Abrid de par en par la puerta de la fe e invocad al Señor, para que “nos haga ver de nuevo”: Carta pastoral del Obispo de Zheng Ding para el Año de la Fe | Fides News Spagnolo

De Fides News Spagnolo , por Agenzia Fides



Feng Xiang (Agencia Fides) – Abrid de par en par la puerta de la fe, junto con nuestra Madre Celeste, para que el Señor “nos haga ver de nuevo” (cfr. Lc 18, 41): esta es la invitación que Su Exc. Mons. Julio Jia Zhi Guo, Obispo de la diócesis de Zheng Ding, en la Provincia de He Bei, ha dirigido a los fieles, por medio de su Carta Pastoral para el Año de la Fe firmada en la solemnidad de la Asunción de María, el 15 de Agosto, y que nos ha llegado a la Agencia Fides. En el texto de la Carta, dividida en 5 capítulos, el anciano Pastor de una de las diócesis más importantes del continente, subraya la exhortación del Papa, la enseñanza del Concilio Vaticano II, lo que el Catecismo de la Iglesia Católica dice sobre la fe, recordando también a uno de los más grandes filósofos chinos, Lao Zi (600-470 a.C. aprox.), alertando a los fieles para que “los desenfrenados deseos materiales que no sacian nunca la sed espiritual de las personas no les tapen los ojos”. Al contrario, siempre se debe invocar: “¡Señor, que vea! (Lc 18, 41)”, para que “nuestra diócesis vea”; “la Iglesia en China vea”; “y vean también santísimas personas que viven en las tinieblas sin darse cuenta”. Mons. Jia dedica los 5 capítulos de su Carta a otros tantos temas relacionados con el Año de la Fe: El Año de la Fe y el sacerdote; El Año de la Fe y la familia; el Año de la Fe y el domingo; la dirección pastoral; conclusión. Respecto a los sacerdotes, el Obispo presenta un profundo análisis sobre “el sacerdote y el sacramento de la acción de gracias”, “el sacerdote y la comunión eclesial”, y sobre “concelebración y comunión”. En lo que se refiere a la familia, subraya una serie de temas: la sacralidad del matrimonio y la crisis actual, la formación, el crecimiento y los desafíos para la familia cristiana; la formación a la fe, la oración de toda la familia y la felicidad de la familia; familia y vocaciones; la vocación y la fe; la fe y la alegría; el desafío de la fe. Otros dos puntos que el Obispo subraya en el capítulo dedicado a este argumento son la sacralidad del domingo y el deber de celebrar el domingo. En la parte dedicada a la acción pastoral, Mons. Jia anuncia un seminario diocesano sobre el Concilio Vaticano II y sobre el Catecismo de la Iglesia católica. Además, se hará un examen sobre el conocimiento de las 4 Constituciones del Concilio Vaticano II por parte de los universitarios y de sus profesores, mientras que para los estudiantes de las escuelas medias y superiores, y para los laicos activos en la vida de las parroquias, el examen versará sobre el conocimiento del Catecismo. Se invita a las parroquias a organizar un seminario sobre el Concilio y sobre el Catecismo de la Iglesia Católica para que se conviertan en ocasión de evangelización y de nueva evangelización. Por último, los sacerdotes deberán profundizar el Decreto “Presbyterorum Ordinis”, y las religiosas los documentos sobre la vida consagrada y el magisterio sobre la vida comunitaria. (NZ) (Agencia Fides 2012/09/07)